Mantienen monitoreo preventivo en Atacama por lluvias menos intensas

La alerta amarilla que desde el lunes fue decretada por la ONEMI, quedó sin efecto tras la evaluación hecha por el Comité Operativo de Emergencia (COE) realizado este jueves en la mañana en la comuna del Alto del Carmen.

Lo que se mantiene es la Alerta Temprana Preventiva en las cinco comunas donde el evento meteorológico pronosticado por la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior (Onemi) causó noches de angustia y devastación.

La decisión se tomó con base a la “notable disminución en las precipitaciones”, lo que -de acuerdo con la máxima autoridad regional- se traduce en una reducción del riesgo que existió durante los tres primeros días de esta semana a consecuencia de los importantes cambios meteorológicos.

Aun así, Urquiera aseguró que se mantendrá la operatividad de todos los organismos e instituciones involucradas, así como el monitoreo oportuno, debido a que las precipitaciones persistirán hasta este viernes, pero en un menor grado.

En ese sentido, sigue firme la declaración de Zona de Catástrofe en las cinco comunas vulnerables, pero particularmente en Alto del Carmen, donde se han desplegado “los recursos y los medios disponibles para enfrentar esta emergencia y ayudar a las familias que han sido afectadas”.

Sin embargo, las miradas de los expertos también están puestas en las demás cuencas, principalmente en la del río El Salado, donde -según Alfonso Domeyko, director nacional de- Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin)- que hay varios relaves que requieren de monitoreo.

El director, quien ha dirigido el acompañamiento de la emergencia desde el nivel central, aseguró que en las próximas horas se unirá al equipo de profesionales de la región un cartógrafo con equipos de alta tecnología y dos geólogos.

Ellos trabajan en el levantamiento de mapas de peligro para identificar los daños que dejó este evento en los focos más álgidos, así como en la predicción de riesgos que puedan existir tanto para los habitantes, como para los funcionarios que están en terreno.

ACTUALIZACIÓN

Hasta este jueves en la tarde 21 personas se mantenían albergadas en el Liceo Alto del Carmen y otras tres, adultos mayores, estaban alojadas en una casa en la comuna; lo bueno es que “no hay desaparecidos” y que quienes sufrieron anegaciones “ya no están en esa condición”.

La conectividad entre la comuna de Alto del Carmen y la localidad de Junta Valeriano por la ruta C-495 se reactivó, gracias a los trabajos ejecutados por la Dirección de Vialidad del Ministerio de Obras Públicas, mientras que los servicios básicos “están operativos”.

Al respecto el intendente dijo que el abastecimiento de agua estaba garantizado para todas las localidades del Valle del Tránsito, no así el suministro de energía eléctrica, que “está funcionando desde la comuna del Alto del Carmen hasta Chanchoquín, y desde Chollay hasta sector Junta de Valeriano”. Solo está sin luz gran parte de los sectores de El Tránsito. En tanto la conexión telefónica “está operativa en todo el Valle”.

OBRAS

Si bien las obras de contención que se ejecutaron en los ríos El Salado y Copiapó sirvieron para que el importante flujo de agua que se desató por las fuertes lluvias no tuvieran un efecto catastrófico, el alcalde de la comuna de Chañaral, Raúl Salas, aprovechó la visita que el intendente hizo la tarde de este jueves para solicitar que los trabajos definitivos del encauzamiento del río se realicen lo antes posible.

Entre El Salado y Chañaral se desbordó el caudal y aunque no hubo afectación grave de personas, se obstaculizaron algunos caminos en las inmediaciones de Jorge Rivera, Merino Jarpa y la desembocadura del río, lo que impedía el libre tránsito de los habitantes; no obstante; después que el río volvió a su cauce, se cumplieron con las labores de limpieza y se restableció el paso.

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Powered by