SABER ESCUCHAR Por: MAGUIN CARVAJAL CORTES Periodista

SABER ESCUCHAR Por: MAGUIN CARVAJAL CORTES Periodista

junio 14, 2020 1 Por admin

Recuerdo que cuando estaba en el colegio, tenía un profesor que siempre nos repetía “hay que saber escuchar, no sólo hablar. ¿por qué creen ustedes que las personas tienen dos orejas y una sola boca?”.

Hoy cuando tenemos un gravísimo problema sanitario, que está diezmando a nuestra población, especialmente a quienes tienen menos recursos, están sin trabajo y viven en condiciones miserables; el consejo de mi profesor toma más fuerza que nunca.

Se acaba de hacer un cambio de Gabinete donde ha dejado su cargo el Ministro de Salud, Jaime Mañalich, quien siempre fue cuestionado incluso por sus pares, de no escuchar a los técnicos, a los científicos ni a los alcaldes, en la búsqueda de una solución razonable al tema de la pandemia por el coronavirus. Y eso, a la larga, le costó el puesto.

Esperamos que el nuevo Ministro, Enrique Paris, haga realidad lo que dijo en La Moneda al asumir su nuevo cargo: “Llamo al diálogo a todo el ámbito de la Salud, a reunirse, y a trabajar en conjunto”. Ojalá así sea. Hoy más que nunca es necesario escuchar a todos los sectores, a los científicos, a los técnicos y también a los alcaldes, porque estos últimos son los que conocen la verdadera realidad de sus comunas, ya que manejan desde siempre los datos estadísticos de las personas  que tienen falencias y sufren desigualdades de todo tipo.

Esperamos también que cambie la percepción que la comunidad tiene acerca de las decisiones que se dice cuentan con el beneplácito del Presidente de la República para ser aplicadas posteriormente. Ojalá el nuevo Ministro y quienes lo acompañen en sus nuevas tareas, logren que haya un cambio real y que el Ejecutivo verdaderamente escuche las reales necesidades de la comunidad y tomen las medidas acertadas.

También es importante que la comunidad, la ciudadanía toda, todos nosotros, escuchemos y asumamos  la responsabilidad en cuanto a prevenir los posibles elementos de contagio. Que haya una verdadera conciencia sobre el tema. Que dejen de pasearse por las calles, muchas veces acompañados de sus hijos, como si no pasara nada en Chile.

Es hora de escuchar con responsabilidad y aplicar los dictámenes que nos exigen los profesionales de la salud, porque si nos seguimos haciendo los sordos y no cumplimos las normas sanitarias, el resultado final será una verdadera catástrofe, que yo pienso que nadie desea.