Cómo hacer pan en tiempos de cuarentena?

Cómo hacer pan en tiempos de cuarentena?

abril 9, 2020 0 Por admin

El pan es el alimento estrella en nuestro país, los chilenos consumen 90 kilos de pan al año; y en estos momentos en que debemos quedarnos en casa para cuidarnos y cuidar a nuestras familias, el consumo de harina se ha disparado a nivel mundial, ya que los hábitos de consumo de alimentos han cambiado en cuarentena; las familias quieren preparar sus alimentos ya sea pan, biscochos, queques, etc.

Para poder preparar pan en casa, necesitamos principalmente harina y agua, con estos dos ingredientes ya podemos lograr un tipo de pan. Si queremos mejorar su textura, su sabor y su aporte nutricional, le agregamos materia grasa, leche, sal y/o azúcar (recuerden que podemos elaborar un pan dulce), algún otro condimento para un pan saborizado. Pero principalmente si queremos que nuestro pan esté más esponjoso y nos dure con esta textura, no solo cuando se encuentra caliente, le podemos agregar algún fermentador, este puede ser químico como el polvo de hornear y biológico como la levadura. 

La levadura es un producto que en el mercado de Copiapó ya parece imposible de encontrar, pero no hay por qué preocuparse, ya que podemos volver a la creación de un pan artesanal con un fermento natural, que podemos elaborar en nuestras propias casas. ¿De qué se trata este fermento natural? Es una mezcla de harina y agua, que se deja fermentar, se alimenta y se convierte en la llamada “masa madre” con levadura natural. Para preparar nuestra propia levadura necesitamos:

Ingredientes:

Harina (puede ser blanca, integral, de centeno)

Agua

Utensilios:

Frasco de vidrio o un vaso 

Gasa o un paño húmedo

Elástico

Preparación:

Dividimos nuestro frasco en 4 partes, 1 parte agregamos harina, 1 parte agregamos agua, mezclamos hasta formar una pasta con la consistencia de un puré; si consideramos que necesitamos más harina o más agua le agregamos, debemos marcar con un plumón hasta donde llegamos con la mezcla inicial, para ver cuánto crecerá; y por último tapamos el frasco con la gasa o paño y la amarramos con el elástico. Cada día hay que alimentarla, para esto sacamos lo que crece y le agregamos un poco más de mezcla de harina y agua. Si vemos que nuestra masa creció y de pronto se bajó dejando un líquido, no hay que asustarse, simplemente nuestra masa madre consumió todo el alimento y tiene hambre, eso quiere decir que debemos alimentarla. Nuestra masa madre estará lista, con la temperatura actual de Copiapó, en unos 3 o 4 días. Sabremos esto porque subirá y tendrá muchas burbujas con una impresión de que es una esponja. El olor de nuestra masa, es un olor a leche agria, muy similar al que tiene el yogurt de pajaritos o Kéfir.

Para utilizarla en una receta de pan, podemos buscar cualquier receta que hagamos tradicionalmente o encontremos en internet. La proporción es de alrededor de 200 gramos de masa madre por kilo de harina. 

Nuestra masa madre puede durar muchos años, tener la precaución de no ocupar toda en una receta, guardar un poco para después, continuar alimentándola, y si van a pasar días que no la utilizaremos, la podemos refrigerar y para activarla, la sacamos un día antes, la alimentamos y ya está lista para utilizar.

Veamos el lado positivo a estar en casa, podemos volver a una alimentación natural, hacer estas preparaciones junto a los niños y toda la familia, tener un tiempo entretenido y además preparar un rico pan que podemos compartir en nuestra once.